sábado, 5 de enero de 2013

Imagen y semejanza


En esta época que ya casi termina (inició en diciembre y mañana concluye con la Epifanía) mucho escuché sobre Dios. En esas palabras hallé agradecimientos, ruegos, peticiones y cargos de responsabilidad («Él sabe porqué hace las cosas», «Él sabe porqué lo permite», «Dios así lo quiera»... «Sus caminos son llenos de misterio»).

Por todo eso que se le agradece, por lo que se le pide y lo que se le atribuye, cada vez me parece más plausible la frase de un rabino: «En lugar de hacernos a su imagen y semejanza, lo hacemos a nuestra imagen, semejanza y conveniencia».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada