miércoles, 15 de mayo de 2013

Carlos Fuentes


Carlos Fuentes dijo en alguna ocasión que la primera responsabilidad de un escritor es con la imaginación y la palabra. La invitación hoy es a imaginarlo porque, en sus palabras, “el que recuerda imagina y el que imagina recuerda”.

Durante su vida, tras haber publicado a los 26 años la obra que lo dio a conocer, Fuentes actuó fiel a esa responsabilidad.

Finalmente, el autor de ensayos, novelas y cuentos y más cuentos murió un 15 de mayo. 

Sí, murió aunque no como Artemio Cruz ni como el Gringo Viejo. Fuentes murió al lado de Aura y llegó a La región más transparente, pero lo hizo sin palabras, con ellas guardadas en el silencio, ocultas en el sigilo. Para ello tenía sus razones: “no tengo nada más que contarles. Pronto no habrá nadie que repita estas ficciones, y todo será verdad”.

A manera de epílogo. 
A un año de su muerte, vale recordarlo por sus escritos, entre ellos el guión de este film: https://www.youtube.com/watch?v=L5h0lt2FcP4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada