lunes, 17 de octubre de 2011

Eureka Mico-si-dad



Eureka.
Un viaje a mi interior-exterior, propiciado por un mensaje-misiva virtual-electrónico, me ha permitido-ayudado a entenderme-comprenderme un poco-mucho más.


Cada vez, cada ocación es una ocasión para detectar el error del herror. En cada pensamiento-reflexión tengo la oportunidad de descubrir la riqueza que contengo. Así que por hoy debo sacar de la vida lo más que pueda.


¿Esto es encontrarme?
No lo sé, al menos encontré la frase o la idea. Pero de que soy una riqueza, lo soy. Pues como diría Whitman: soy vasto, contengo muchedumbres. Y es cierto, además de todos los zoo que soy (o especificando uno de esos zoo), he descubierto que soy académico... mejor dicho, estoy acá-de-mico pero no banderlog.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada